ortodoxia en Antioquía

Comentario a la declaración del Santo Sínodo de Antioquía en julio de 2014

 

holysynodjul2014.preview-600x399

Con relación a las declaraciones del Santo Sínodo de Antioquía, resumimos las declaraciones oficiales expuestas, una de ellas bastante preocupante.

 

Los padres sinodales lamentaron el silencio del mundo en cuanto al terrorismo que afecta al pueblo sirio y que desfigura la dignidad de la persona humana, ya sea por secuestros, torturas como por diversos desplazamientos de población forzados.

Los miembros del Sínodo comentaron la importancia de la próxima reunión del Gran Concilio Pan-ortodoxo, que se celebrará en 2016.

En reconocimiento del trabajo pastoral del arzobispo Niphon (Saykali), y en homenaje a su papel en la expansión de las relaciones con la Iglesia ortodoxa rusa y en la consolidación de la presencia antioqueña en el ámbito de Rusia, el sínodo decidió dignificar por él la concesión del título honorífico de “Metropolita de Chehba (Philipopolis).”

Los Padres sinodales se solidarizaron con el dolor y el sufrimiento del pueblo sirio.

Líbano también estuvo presente en las discusiones de los sinodales. Hicieron un llamamiento a todas las partes interesadas para acelerar y llenar el vacío constitucional que tuvo lugar en la Presidencia de la República.

Los padres sinodales también oraron por el país de Irak, que también está en crisis. Han invitado al mundo a dirigir su atención a los sufrimientos de las personas que tuvieron que soportar las plagas de la guerra desde hace décadas.

Los padres sinodales también se acordaron de Palestina cuyos hijos seguirán siendo traídos todos los días a la masacre, mientras el mundo endurece su corazón, cierra sus oídos y sus ojos para no ver, ni oír, ni comprender la tragedia continua del pueblo palestino que muere, se les saca de sus casas, y se les fuerza desplazarse.

Y ahora lo que es más preocupante, el penúltimo párrafo de su declaración oficial.

Los Padres también felicitaron a sus hermanos musulmanes en ocasión del mes sagrado del Ramadán, pidiendo a Dios que haga descender su paz sobre ellos y sus países, para que puedan superar estos terribles momentos. Reafirmaron la importancia de fortalecer el vínculo que nos une a todos, con el fin de trabajar en contra de los peligros que nos aquejan, y  reconstruir nuestros países, física y humanamente, sobre la base de los valores divinos.

 

Desde “visión ortodoxa del mundo” quedamos muy preocupados por estas últimas declaraciones. Nos preguntamos si acaso no estaremos viviendo realidades ortodoxas distintas, a pesar de que lo que se declaró para unos como verdades inquebrantables de la iglesia, es declaración válida para cada uno de los miembros que componen la Iglesia Ortodoxa. En una época en la que en muchos países musulmanes se está oprimiendo y exterminando a los cristianos, estas declaraciones llegan, no sólo  preocupantes sino ofensivas. A nosotros nos surgen las siguientes preguntas:

–          ¿Por qué un Santo Sínodo llamaría “hermanos” a los musulmanes? ¿Acaso no es eso enterrar y ensuciar la memoria de los cientos de miles de cristianos martirizados a lo largo de la historia? ¿Será en vano aquello por lo que tantos miles de mártires han muerto al negarse de apostatar del cristianismo y convertirse al islam? ¿Será en vano la opresión que durante generaciones han sufrido todos aquellos cristianos que han vivido en países musulmanes  con gobiernos opresores y que han aguantado estoicamente la subyugación?

–          ¿Es lógico que un Santo Sínodo llame “mes sagrado” a un “ayuno” muerto de una religión idolátrica, tiránica y altamente agresiva, opuesta totalmente a cualquier principio cristiano y que aspira a conquistar el mundo y a exterminar cualquier rastro del cristianismo? ¿piensan de verdad que hablando de esa forma tan ecumenista contraria a los santos y divinos cánones que deberían seguir, va a hacer que llegado el momento los musulmanes no van a destruir sus iglesias?

–          En cuanto a lo de “valores divinos”, claramente se refieren a “valores divinos” comunes entre cristianos y musulmanes. Esto es algo que nos deja completamente perplejos ¿acaso un Santo Sínodo está reconociendo valores divinos en una religión ajena a la ortodoxia y lo que es peor aún, está reconociendo valores divinos en una religión agresiva desde sus comienzos en base a unas supuestas visiones que tuvo un falso profeta y precursor del anticristo?

–          Por último, realizar la siguiente reflexión:  Vosotros que visteis nacer en vuestra tierra, entre otros muchos grandes Santos como fue de San Juan Crisóstomo, a San Juan Damasceno que vivió entre musulmanes e incluso trabajó para ellos ¿creéis que San Juan Damasceno pronunciaría palabras similares a las vuestras? Nada más lejos de eso, San Juan Damasceno, trabajando para ellos, no dudo por un segundo, aun amenazando su propia vida, de alzar la voz y declarar abiertamente el Islam como una herejía dedicando varias páginas a ellos en su escrito sobre “las herejías”.

No es nuestra intención atacar al Santo Sínodo de Antioquía sino hacer una simple reflexión y una pequeña llamada de atención a quienes deben ser los “guardianes inquebrantables de nuestra fe ortodoxa”.

Declaración oficial completa en inglés 

Por hipodiácono Miguel P. (H.M.P)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s