Iglesia rusa

Historia de la Laura de San Aleksander Nevsky en San Petesburgo

aerial-view-of-alexander-nevsky-monastery-in-st-petersburg

Historia de la Lavra de San Aleksander Nevsky

La fundación de la Lavra de San Aleksander Nevsky (Aleksandro-Nevskaya Lavra) está conectada con importantes hechos en la historia de Rusia. En 1240, el gran príncipe y general del ejército, Aleksander Yaroslavich, obtuvo una gran victoria en la guerra contra los suecos en el río Neva, por lo que se le concedió el título de Nevsky y fue canonizado por la Iglesia Ortodoxa como el Santo Patrón de Rusia por su confesión de fe Ortodoxa frente al enemigo, protección de su pueblo contra la invasión extranjera, protección contra la herejía que portaban y su final como monje tonsurado con el nombre de Alexis.

 512c

El 16 de mayo de 1703, San Petersburgo, la capital rusa del norte, fue fundada por mandato de Pedro el Grande. La ciudad fue construida en las tierras en las que las tribus eslavas habían vivido durante muchos siglos. El río Volkhov, el lago Ladoga y el Neva eran parte de un canal fluvial que surgía desde el Báltico hasta el Mar Negro. Muy pronto, estas tierras se convirtieron en posesión de los suecos. Durante mucho tiempo, Rusia luchó para recuperar sus tierras y sólo durante el reinado de Pedro I, cuando en la Guerra del Norte (1700-1721) las tropas rusas aplastaron al bien pertrechado ejército sueco, Rusia finalmente se estableció en las orillas del Neva, recuperando así una salida al Báltico. El emperador decidió inmortalizar el nombre del gran general y patriota de la antigua Rusia, el santo príncipe Aleksander Nevsky que derrotó primeramente al ejército Sueco, y por su mandato, en 1710 se fundó, en el centro sur de la ciudad, el monasterio de San Aleksander Nevsky. El emplazamiento para el monasterio fue elegido por el mismo Pedro I, en la orilla izquierda del río Negro (Chornaya) (ahora, el río Monastyrka), no lejos de su confluencia con el Neva, teniendo esta localización una gran semejanza con el lugar de la famosa batalla del Neva.

Así como San Petersburgo era vista por su fundador como la capital administrativa, política, económica y cultural de la nueva Rusia, así mismo intentó convertir el monasterio de San Aleksander Nevsky en el centro religioso del país.

El 30 de agosto de 1724, las reliquias del santo príncipe Aleksander Nevsky fueron llevadas a San Petersburgo desde Vladimir y puestas en la Iglesia del monasterio de San Aleksander Nevsky  (en 1790 las reliquias fueron transferidas a la nueva y santificada catedral de la Santa Trinidad). Desde entonces, la Iglesia Ortodoxa Rusa ha estado celebrando este día como festividad.

 an13

El emperador Pedro I  estaba muy entusiasmado con reformar la Iglesia, haciéndola servir al estado. Así, fundó el monasterio de San Aleksander Nevsky como un modelo que hiciera el propósito de funcionar como institución caritativa, correctiva, médica y educativa. Estos proyectos no estaban de acuerdo con el concepto ortodoxo de monasterio como una fuente de luz espiritual y ejemplo de vida piadosa, una institución religiosa donde rezar es la vida y el trabajo de un monje. Afortunadamente, gran parte de los planes del emperador con relación a la Iglesia no se llevaron a cabo.

Desde el principio, el monasterio de San Aleksander Nevsky se convirtió en el centro educativo y eclesiástico de la eparquía de San Petersburgo. En 1719, por decreto de Pedro I, se organizó una imprenta unida al monasterio, siendo la primera en la capital del norte. En 1726, se estableció el seminario teológico Aleksander Nevsky Slavyano-Greko-Latinskaya (eslavo, griego y latino), famoso por el gran nivel de educación que proveía.

 interiors-of-alexander-nevsky-monastery-in-st-petersburg

Desde su fundación, el monasterio de San Aleksander Nevsky se situó por encima de otros claustros rusos. Disfrutó del favor de todos los emperadores y emperatrices rusos, siendo nombrado el higumeno por un decreto soberano personal.

En 1797, el monasterio de San Aleksander Nevsky fue elevado al estatus de Lavra (lavra, un nombre dado a los ricos monasterios de gran rango que disfrutan de privilegios especiales). Al mismo tiempo, el seminario fue elevado al rango de Academia y se convirtió en una gran institución teológica y educativa, paralela a las de Kiev, Moscú y Kazán. La Academia teológica de San Petersburgo siempre fue vista como una de las mejores de Rusia en cuanto al marco clerical de elevada preparación educativa.

 courtyard-of-alexander-nevsky-monastery-in-st-petersburg

Muchos clérigos regulares del monasterio venían de varios claustros provinciales rusos, y tenían que vivir y trabajar allí durante 10 años. Tras la expiración de este periodo, los monjes normalmente eran designados para ocupar altos puestos eclesiásticos. Algunos de ellos entregaron su vida al trabajo teológico o misional.

Según una antigua tradición cristiana, el lugar cercano a las reliquias de un gran santo era especialmente honorable para los entierros. Por voluntad de Pedro I, el más antiguo cementerio de la ciudad, San Lázaro, estaba designado como lugar de enterramiento para los miembros de la familia imperial y los nobles de la corte, para figuras prominentes del estado y de la iglesia, para sus líderes militares, para sus destacados científicos y figuras eminentes del arte. En sus tumbas, se erigieron los más magníficos monumentos de mármol, bronce y granito.

Desde 1917, la Iglesia Ortodoxa rusa sufrió tiempos de dificultad. El santo metropolita Benjamín de Petersburgo (canonizado por la Iglesia en 1992), y docenas de monjes de la Lavra se convirtieron en mártires del terror de los bolcheviques, habiendo sido fusilados en los muros del claustro. Las iglesias de la Lavra fueron cerradas y los edificios fueron requisados por las autoridades de la ciudad. Las sagradas reliquias del príncipe Aleksander Nevsky fueron trasladadas a la posesión de un museo antirreligioso, siendo exhibido el precioso sarcófago entre otros objetos en el Hermitage.

 raka

Sólo en 1956 se devolvió la catedral de la Trinidad a la Iglesia Ortodoxa Rusa y los divinos oficios volvieron a celebrarse nuevamente allí. En 1987 fue reabierto el cementerio de la iglesia de San Nicolás (Nikolskaya) (que ahora pertenece a la Lavra). Dos años después, tuvo lugar otro hecho importante en la vida de la Lavra, pues las reliquias de San Aleksander Nevsky fueron devueltas solemnemente a la catedral de la Santa Trinidad. El 25 de noviembre de 1996, es la fecha oficial del “renacimiento” del monasterio.

Así, poco a poco, la vida de la Lavra se está ahora restaurando.

main-entrance-to-alexander-nevsky-monastery-in-st-petersburg

 

Fuente:

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s