ortodoxia en Serbia

El patriarca ruso instó a los serbios a valorar la unidad fraterna con el pueblo ruso

pkirill_serbia4-600x412

 

Belgrado, noviembre

El patriarca Kirill de Moscú y toda Rusia, y el patriarca Irineo de Serbia concelebraron una liturgia en la Iglesia de San Sava este domingo en Belgrado.

El oficio de la iglesia congregó a más de 10.000 personas, entre los que estaba el presidente serbio Tomislav Nikolic y el ministro de exterior, Ivica Dacic. La iglesia no fue lo suficientemente amplia para acoger en ella a todos los creyentes y muchos oraban desde fuera.

“Pensad cuántas tormentas ha soportado la sufriente tierra de Serbia. Ha atravesado dos guerras mundiales, el horrible genocidio de la población ortodoxa serbia (sin precedentes en su crueldad) y los duros tiempos de sacrilegio. También estaba destinada a sufrir los horrores de nuevas guerras, y la desacralización y destrucción de los santos templos”, dijo el patriarca Kirill tras la liturgia.

“Pero cada nueva prueba que han padecido los serbios sólo ha fortalecido su fe”, dijo.

“El pueblo guiado por las Iglesias ortodoxas serbia y rusa ha profesado su fe común al unísono con un solo corazón, compartiendo el gozo y ayudado al otro en su sufrimiento”, dijo el patriarca ruso.

El patriarca Kirill otorgó a la iglesia una reliquia de San Alexander Nevsky, alentando a los serbios a valorar la fe y la unidad espiritual con el pueblo ruso.

El patriarca Irineo, a su vez, otorgó al patriarca ruso la orden de San Sava, de primer grado.

La catedral de estilo bizantino fue erigida cuando las reliquias de San Sava fueron quemadas por el imperio otomano en 1594. El fundamento fue puesto a principios del siglo XX, pero la construcción se reanudó a finales de los 90.

El 20 de abril de 1990, cuando Belgrado estaba siendo bombardeada por los aviones de la OTAN, el patriarca Alexis II de Moscú y toda Rusia y el patriarca Pavel de Serbia celebraron una liturgia en esta catedral. Se entregó una cruz de madera tallada, de cuatro metros, fabricada en Rusia, a la iglesia en el año 2008, hecha con el dinero donado por la comunidad serbia de Moscú, y con la bendición de Alexis II.

La iglesia puede acomodar a unas 10.000 personas. Sus dos campanarios tienen 49 campanas que oscilan entre los 12 kilos y las 5 toneladas.

El iconostasio y la parte inferior de los muros y columnas están hechos con diferentes clases de costosos mármoles. La superficie restante de los muros está recubierta con mosaicos.

Se llevó a cabo en Moscú una competición de proyectos de mosaicos para la Iglesia de San Sava, por parte de la Academia Rusa de Bellas Artes, en el año 2014. Un jurado internacional seleccionó dos proyectos: el primero, propuesto por la Fundación Internacional para la asistencia a la UNESCO, de Moscú, dirigido por académicos de la Academia Rusa de Bellas Artes, y el segundo por el estudio de pintura mural del Monasterio de Santa Elizabeth de Minsk.

El primer proyecto se llevará a cabo con la unión de los autores del segundo proyecto.

Fuente:

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s