Iglesia Ortodoxa en Chipre

Enemigos chipriotas se unen para salvar un antiguo lugar religioso

190629.p

13 de noviembre de 2014

En un remoto afloramiento de la dividida Chipre, griegos y turcos han apartado sus décadas de enemistad para restaurar su patrimonio cultural común, maltratado por la guerra y el abandono.

Durante los próximos 16 meses, griegos y turcos chipriotas trabajarán conjuntamente en el monasterio Apostolos Andreas, un imponente edificio de piedra arenisca dedicado a San Andrés y construido sobre las rocas salientes en la cima de una península con forma de aguja.

Según cuenta la leyenda, está construido en el lugar en el que el barco de esta figura bíblica encalló durante un viaje misionero a Roma. En este sitio fluye un manantial de agua natural.

Un punto de controversia durante décadas, las autoridades acordaron este año cooperar en la restauración siguiendo las advertencias de los expertos de que el edificio podría derrumbarse pronto.

“Este santuario es importante para todos los chipriotas. Es algo que queríamos hacer hace muchos años, y confirma que podemos hacerlo cuando cooperamos”, dijo Takis Hadjidemetriou, un greco-chipriota miembro de un grupo que intenta preservar las riquezas culturales de Chipre, que fue dividida tras la guerra de 1974.

El proyecto de 5 millones de euros (6,23 millones de dólares), que se prolongará durante cuatro fases, será financiado por Evkaf, una fundación religiosa turco-chipriota, y la Iglesia de Chipre. El programa de desarrollo de las Naciones Unidas supervisará el proyecto.

Los chipriotas han realizado peregrinaciones durante siglos al Apostolos Andreas, que está muy cerca de Siria, a 60 millas (100 km.) a través del Mediterráneo, más cerca que Nicosia, la capital del estado, un viaje de tres horas por carretera.

Servido sólo por un sacerdote durante 40 años, la desolación del monasterio es evidente; burros asilvestrados pero amistosos asedian a los visitantes, y piden cestos de comida.

Las figuras de cera (ofrecimientos votivos conocidos como “tamata”, en la cultura griega ortodoxa), son comunes en el complejo y normalmente significa ofrecimiento por la sanación de una enfermedad.

Mientras que los principales cristianos ortodoxos greco-chipriotas y los musulmanes turcos comparten muchas tradiciones comunes, Apostolos Andreas es el único sitio en el que las barreras religiosas desaparecen.

“Esto no es sólo parte del patrimonio cultural greco-chipriota, sino también parte del patrimonio cultural turco-chipriota”, dijo Ali Tuncay, co-presidente del grupo de patrimonio cultural. “Es muy importante para nosotros. Muchos turco-chipriotas vienen aquí para pedir un deseo”.

 

Fuente:

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s