hacia los valores ortodoxos

Declaración con relación a los comentarios del padre Robert Arida sobre la homosexualidad

190991.p

La siguiente declaración oficial fue elaborada y firmada por los Hermanos de la Asociación de sacerdotes ortodoxos de Houston y el suroeste de Texas, con relación a un artículo de un prominente clérigo de Iglesia Ortodoxa autocéfala de América (OCA).

En respuesta al reciente artículo del padre Robert Arida, que fue publicado por un blog para jóvenes de la OCA, Wonderblog, ha habido muchas críticas elocuentes. No deseamos reproducir aquí estas críticas, pero deseamos subrayar algunos de los puntos más importantes que se han declarado y hablar públicamente sobre esta controversia. (El artículo-respuesta del metropolita Tikón [OCA] y un profundo debate con muchas e interesantes refutaciones, se puede encontrar en Monomakhos. OC).

Es inaceptable para nuestro clero ortodoxo, al que se le ha dado la tarea de instruir y guiar a los laicos, sugerir que la Tradición moral de la Iglesia Ortodoxa necesita cambiar con los tiempos o con la cultura predominante. San Pablo nos advierte: “Y no os acomodéis a este siglo, antes transformaos, por la renovación de vuestra mente, para que experimentéis cuál sea la voluntad de Dios, que es buena y agradable y perfecta” (Romanos 12:2). Y debería señalarse que la palabra traducida del griego como “siglo” no es “mundo” (1) (el mundo material, orden del mundo, o gente del mundo), sino “to aioni”, que se refiere al tiempo (o generación, o era), en la que vivimos. Y no tenemos mejor guía como la buena, aceptable y perfecta voluntad de Dios, que encontramos en la Escritura y en la Tradición de la Iglesia.

También es contrario a nuestra Tradición escribir sobre temas de fe o piedad de forma que sean intencionalmente ambiguos, pues esto es más bien un acercamiento al protestantismo liberal. Como escribió el polémico ortodoxo Sergey Khudiev en respuesta a una declaración previa del padre Robert Arida, que estaba igualmente llena de estudiadas ambigüedades, los protestantes liberales tienen “una particularidad que implica una tendencia a explicarse a sí mismos con preguntas retóricas, alusiones vagas y frases altamente misteriosas de las que más o menos se puede adivinar sus posiciones, pero son incapaces de explicarlas claramente” (2).

Todos estamos preocupados por el hecho de que algunos de los miembros de la parroquia del padre Robert Arida, que se identifican a sí mismos como homosexuales, aunque no oculten sus relaciones abiertamente homosexuales, estén libremente en comunión. Una de estas personas escribió en un grupo abierto de facebook (llamado de forma contradictoria “Cristianos Ortodoxos Pro Gay”: “Soy gay… Me casé con mi marido en una ceremonia civil en 2005. Mi marido, Martín, empezó a asistir a las liturgias regularmente hace unos dos años. Fue crismado el Sábado Santo de este año. Nuestra relación no es un secreto; no he tenido interacciones negativas con ningún sacerdote o laico de esta parroquia. Martín y yo no somos las únicas personas gays en esta parroquia, aunque después de que Martín se convirtiera en ortodoxo, somos la única ‘pareja’ gay ortodoxa hasta donde sé. No creo que esto constituya un “no preguntes, no digas”. Más bien ‘pregunta o di lo que quieras…no nos importa’. Sólo dilo” (3).

Las pasadas y recientes declaraciones del padre Robert Aida sobre el tema de la homosexualidad son un escándalo para los fieles. También presentamos a quienes sinceramente luchan contra las tentaciones homosexuales con tentaciones adicionales, y mala dirección. Como una organización pan-ortodoxa, también nos preocupamos por el hecho de que tal desprecio flagrante a las Escrituras y a la Tradición de la Iglesia presenten nuevos obstáculos a la unidad ortodoxa de América. Sólo podemos unirnos a una fidelidad común a la auténtica fe y a la piedad de nuestra Tradición. Si no estamos unidos en esto, la auténtica unidad es imposible.

Esto no es un tema que pueda ser echado bajo la alfombra del “theologoumenon”. Un “theologoumenon” es una opinión que puede o no puede ser correcta, pero que no es ni una enseñanza autorizada de la Iglesia, ni está fuera de los límites de la opinión ortodoxa aceptable. Sugerir que el sexo homosexual puede no ser realmente un pecado no está en los límites de la opinión ortodoxa aceptable, sino que por el contrario, la enseñanza consistente de las Escrituras, los cánones, y los padres y santos de la Iglesia de que el sexo homosexual es indefectiblemente pecaminoso, es clara y sin nada ambiguo.

Reconocemos que los que luchan contra las tentaciones homosexuales deberían ser tratados con paciencia pastoral, misericordia y amor… como lo deberían ser los pecadores de cualquier clase que se arrepienten de sus pecados y buscan la sanación espiritual. Sin embargo, sugerir a cualquier pecador que su pecado no es realmente un pecado, y que no necesitan arrepentirse de él para recibir dignamente los misterios de la Iglesia es una mala praxis pastoral, y no puede ser tolerada.

Oramos para que los obispos de la OCA se ocupen de este asunto con la seriedad y urgencia que requiere, y pongan fin a estos abusos.

Firmado:

Padre Joseph Shahda, Iglesia Ortodoxa de San Jorge (Patriarcado de Antioquía) Houston, Texas.

Padre Sergey Veselinovich, Iglesia Ortodoxa de los Santos Constantino y Elena (Patriarcado de Serbia) Galveston, Texas.

Padre Dejan Tiosavljevic, Iglesia Ortodoxa de San Sava (Patriarcado de Serbia), Cipress, Texas.

Padre Gabriel Karma, Iglesia Ortodoxa de los Santos Cuarenta Mártires (Patriarcado de Antioquía), Sugarland, Texas.

Padre Joseph Huneycutt, Iglesia Ortodoxa de San José (Patriarcado de Antioquía) Houston, Texas.

Padre Anastasios Raptis, Iglesia Ortodoxa griega de San Basilio, Houston, Texas.

Padre John Whiteford, Iglesia Ortodoxa de San Jonás (ROCOR), Spring, Texas.

Hieromonje John (Anderson), Iglesia Ortodoxa de San Cirilo (OCA), The Woodlands, Texas.

Padre Lubomir Kupec, Iglesia Ortodoxa de San Vladimir (ROCOR), Houston, Texas.

Padre George Dahdouh, Iglesia Ortodoxa de San Jorge (Patriarcado de Antioquía), Houston, Texas.

Padre Cassian Sibley, Iglesia Ortodoxa de la Fuente Vivificadora (ROCOR), Bryan, Texas.

Padre Michael J. Lambakis, Catedral Ortodoxa griega de la Anunciación, Houston, Texas.

Padre James Shadid, Iglesia Ortodoxa de San Jorge (Patriarcado de Antioquía), Houston, Texas.

Padre Richad Petranek, Iglesia Ortodoxa de San Pablo (Patriarcado de Antioquía), Houston, Texas.

Padre James Early, Iglesia Ortodoxa de San José (Patriarcado de Antioquía), Houston, Texas.

Padre Stelios N. Sitaras, Iglesia Ortodoxa griega de la Santa Dormición, Galveston, Texas.

Padre Demetrios Tagaropulos, Catedral Ortodoxa griega de la Anunciación, Houston, Texas.

Padre Anthoyny Baba, Iglesia Ortodoxa de San Antonio, Spring, Texas.

Padre Symeon Kees, Iglesia Ortodoxa de San Jorge (Patriarcado de Antioquía), Houston, Texas.

Padre Benigno Pardo, Iglesia Ortodoxa de San Jonás (ROCOR), Spring, Texas.

Padre Archimandrita Meletios Marx, Iglesia Ortodoxa de San José (Patriarcado de Antioquía), Houston, Texas.

Padre Diácono David Companik, Iglesia Ortodoxa de San Jonás (ROCOR), Spring, Texas.

Padre Diácono Juvenaly Hale, Iglesia Ortodoxa de San José (Patriarcado de Antioquía), Houston, Texas.

Esta declaración fue aprobada unánimemente por los presentes en nuestro encuentro del 11 de noviembre de 2014, y otros clérigos que son miembros de nuestra asociación de clérigos, que no estaban presentes, han pedido que sus nombres también se añadan, y se pueden añadir más nombres más tarde.

Notas:

(1) El texto original inglés de esta Escritura ha traducido la palabra como “mundo”. (Nota del traductor español).

(2) Sergey Khudiev, “Let Your Yea Be Yea and Your Nay Be Nay”, july 5, 2011, < http://www.pravmir.com/let-your-yea-be-yea-and-your-nay-be-nay/>

(3) 19 de octubre de 2014, <https://www.facebook.com/groups/20917659986/permalink/10150437152724987/>

Fuente:

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

1 reply »

  1. La iglesia es la portadora y salvaguarda de la palabra de Dios.
    No podemos ni reescribir ni reinterpretar las sagradas escrituras. Quién lo haga está bajo maldición= Gálatas 1: 1-10
    Y las escrituras son muy claras y explícitas respecto al tema: Romanos 1: 24-26-27 y siguientes,
    Corintios 1o. de 5: 9-11-13, 1a. de Corintios 6:9-10 y siguientes,Efesios 5:3-5-7,Levítico 18:20-23
    Levítico 20:13
    Deuteronomio 22:5, Judas 1:5-8, 1a. Timoteo 1:9-10, 1a. de Judas 5:7

    Los clérigos que tergiversan la palabra de Dios acomodándola a sus intereses personales hablan con la voz y las intenciones del diablo.
    Todos los pecadores somos llamados por nuestro Señor Jesucristo. Pero para llegar a Él, debemos primero sanarnos y liberarnos de nuestros pecados y reorientar nuestras conductas.
    Si no estamos limpios de pecado, no entraremos en el reino de Dios.
    Cualquiera puede inventarse su propio dios y ese dios inventado si le tolera todas sus perversiones, pero lógicamente lo llevará derecho al infierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s