destrucción de los valores cristianos

Declaración de la comisión patriarcal de la Iglesia ortodoxa rusa para las cuestiones sobre la familia

declaración iglesia ortodoxa sobre familia

Declaración de la comisión patriarcal de la Iglesia ortodoxa rusa para las cuestiones sobre la familia, la defensa de la maternidad y la infancia sobre un reciente documento de UNICEF

En noviembre de 2014, la UNICEF (organización de la ONU para la infancia) publicó un documento exponiendo su posición, titulado “La eliminación de la discriminación de los hijos y de los padres basada en la orientación sexual y /o la identidad de género”. (UNICEF. Position Paper nº 9, noviembre 2014; “Eliminating discrimination against children and parents based on sexual orientation and /or gender identitiy). En este documento, UNICEF, en parte, da sus definiciones del concepto de “orientación sexual” y de “identidad de género”, condenando las leyes de diferentes países en los que la conducta homosexual y la propaganda de la homosexualidad constituyen un delito, y llama al cambio de normas sociales, y expresa también su sostén oficial al reconocimiento legislativo de las uniones del mismo sexo, motivando su preocupación por los derechos de los niños. Con ocasión de la publicación de este documento, la Comisión patriarcal para las cuestiones de la familia, la defensa de la maternidad y de la infancia, de la Iglesia ortodoxa rusa, declara lo siguiente:

  1. La comisión está profundamente preocupada por el hecho de que el Fondo para la infancia de la ONU utiliza sus medios, su estatuto y sus recursos, puestos a su disposición por los diferentes países, para sostener fenómenos y enfoques que no solamente están desprovistos de una base jurídica sólida a nivel internacional, sino que contradicen también la cultura tradicional de la mayoría de los pueblos, así como a las normas de la moral natural y religiosa. Tales actos atentan contra la comunidad internacional y socavan la legitimidad moral de UNICEF y de otras instituciones de la ONU.

  1. La familia está fundada en el matrimonio de un hombre y una mujer, en el que uno de los fines más importantes es la procreación y la educación de los hijos. Precisamente por eso, la familia es reconocida por la Declaración Universal de los derechos del hombre, y por otros documentos muy importantes del derecho internacional, como “célula natural y fundamental de la sociedad” (cf. Art. 16, línea 3, de la Declaración de los derechos del hombre; artículo 23, línea 1, del Pacto internacional relativo a los derechos cívicos y políticos; artículo 10, línea 1, del Pacto internacional relativo a los derechos económicos, sociales y culturales). El matrimonio entre el hombre y la mujer, y la familia natural que resulta de estos, son indispensables para la continuación de la existencia del género humano y de cada pueblo, y sin ellos es imposible la verdadera dignidad y libertad humanas. Las tentativas para cambiar las definiciones de la familia o del matrimonio, incluyendo las uniones del mismo sexo, conducen a un gravísimo daño para la sociedad y violan los derechos fundamentales y la dignidad del hombre. Las leyes que intentan incorporar tales tentativas en la vida, no son más que una forma de impiedad.

  1. Tales tentativas producen un gran golpe en los niños. El Fondo de la infancia de la ONU debería saber que los niños nacen de la unión del hombre y la mujer, y no de uniones del mismo sexo. La procreación y la educación en la familia responde a los mejores intereses de cada niño. En la familia, conoce a su padre y a su madre, que lo rodean de amor y atención. Confiar los hijos a la educación de parejas del mismo sexo constituye una gravísima violación de los derechos e intereses legítimos del niño. Así, solicitando la legalización de uniones del mismo sexo en relación a la educación de los niños, UNICEF, en contra de su mandato, no contribuye a la defensa de los derechos de los niños, sino incluso a su transgresión.

  1. la comisión recuerda que los términos “orientación sexual” e “identidad de género”, utilizadas en el texto del documento, no son reconocidos a nivel internacional y no son definidos en ningún acuerdo internacional fundamental de carácter global. Como lo señalan con coherencia los autores mismos del documento, no existen actualmente tratados internacionales vinculantes que impliquen la “discriminación” por “orientación sexual” o “identidad de género”. La introducción de estas categorías artificiales en las listas existentes de las bases mencionadas de discriminación, realizada por ciertas instituciones internacionales, es arbitraria e injustificada.

  1. La comisión patriarcal para las cuestiones de la familia, de la defensa de la maternidad y de la infancia, espera que las autoridades gubernamentales de la Federación Rusa y de otros países miembros de la ONU, llamarán la atención sobre el carácter inadmisible de la utilización de los medios de los que dispone UNICEF, del comité de la ONU para los derechos de los niños, y de otras instituciones internacionales, con el fin de legitimar la inmoralidad de los enfoques y de las concepciones, así como de la violación de los derechos del hombre, reconocidos por todos a nivel internacional, incluidos los derechos de los niños. La Comisión llama a todos los cristianos ortodoxos y a otras personas de buena voluntad, incluidas las personalidades políticas y públicas, así como las representaciones de las ONG en todos los niveles, a oponerse, con todos los medios legales, a este empleo abusivo de los recursos de las estructuras internacionales.

 

Fuente:

 

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s