conflicto en Ucrania

El patriarca Kirill de Moscú: “Todos estamos unidos espiritualmente a la tierra ucraniana”

patriarca kiril

El 23 de diciembre, en la sala de asambleas eclesiásticas de la catedral de Cristo Salvador, bajo la presidencia del patriarca Kirill de Moscú, que es el obispo diocesano de la capital rusa, comenzó la reunión diocesana de Moscú. Abriendo la sesión, el patriarca Kirill abordó la situación de Ucrania: “Considero necesario hoy, revocar la orden tradicional de mi informe, y ante todo, hablar sobre lo que es realmente importante y más actual, la situación de Ucrania”. “Con dolor seguimos observando los hechos que se producen en la tierra ucraniana que todos amamos, a la cual están unidos muchos clérigos de Moscú por la sangre, pues son ucranianos. Pero igualmente los que no están unidos por la sangre a la tierra ucraniana, lo están por el lazo espiritual”, subrayó el primado de la Iglesia ortodoxa rusa. “Para todos nosotros, la Laura de las Cuevas de Kiev es la fuente de la vida monástica. En cuanto a Kiev, es el lugar del bautismo de Rusia. La gran tradición de la Ortodoxia en tierra ucraniana es muy importante para la comprensión de toda la historia de la Iglesia Ortodoxa Rusa (…). Hoy, vemos las pérdidas de vidas humanas y los sufrimientos, la destrucciones de ciudades, el odio entre los que aun ayer eran amigos y hermanos”, continuó el patriarca. “A veces, esta división atraviesa a las familias. Me han contado situaciones dramáticas, en las que se enfrentan los familiares más cercanos, que se encuentran en diferentes lados de la barricada”. “Los ataques crecientes contra la Iglesia, van desde la transferencia por la fuerza de las iglesias a los cismáticos, hasta el paso forzado a estructuras no canónicas o incluso a la construcción con ellos y los greco-católicos (uniatas) de una cierta ‘iglesia local única’, como si no hubiera en Ucrania tal Iglesia”, informó el primado. Sobre este tema, el patriarca subrayó que tal Iglesia existía en Ucrania desde el momento del bautismo (de Rusia) en Kiev, y hoy, la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú, constituye la única Iglesia reconocida por el conjunto del mundo ortodoxo, y por esta razón, las tentativas para crear una “Iglesia local” cualquiera, constituyen un “profundo error doctrinal y canónico”. El diablo hace a los hombres enemigos, precipitando al mundo en el abismo de la guerra y los sufrimientos. Os llamo a recordar esto, no solo cuando habléis desde el ambón de la iglesia, sino incluso hablando con el prójimo. Es necesario clarificar la posición de la Iglesia que, desgraciadamente, no está comprendida y no es compartida por todos en nuestra sociedad. Debemos poner atención a nuestras palabras, recordándonos que pueden ser una gota de aceite en el fuego de la guerra civil, y pueden agravar la situación de numerosas personas, incluso de toda la Iglesia”, añadió el patriarca. “Pensemos y oremos para encontrar palabras llenas de amor cristiano para los que sufren los horrores de la guerra y para los que, sin que se les haya pedido su opinión, son llamados al ejército, al servicio militar”, exhortó el primado. “Tanto los vencedores como los vencidos son víctimas de la guerra fratricida, tanto los muertos como los supervivientes, pues todos han conocido el horror de la guerra y del homicidio”, subrayó el jerarca. Con la bendición de este se efectuó una recolecta en Moscú durante este año, para ayudar a los refugiados de los territorios víctimas del conflicto armado en Donbass. En su informe, el patriarca anunció que se han recogido 57.650.000 rublos en las iglesias de Moscú para esta ayuda. El patriarca ha dado las gracias igualmente al departamento sinodal de obras caritativas y de servicios sociales por la ayuda humanitaria a gran escala, destinada a los refugiados ucranianos. “Todas las semanas he recibido informes sobre este trabajo, y han producido en mi una impresión muy positiva”, dijo el patriarca, “el trabajo está bien organizado, estructurado. Existe un método muy comprensible para la realización de acciones humanitarias”. “Sugiero que continuemos trabajando de esta forma en el futuro, porque mucho depende de este trabajo, y para que la capacidad de la Iglesia en futuro ayude eficazmente en el sufrimiento y las desgracias de nuestros prójimos”, concluyó el primado.

 

Fuente:

 

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s