Conflicto en Oriente Medio

Pronunciar la palabra “Navidad” es castigado con la muerte en los territorios ocupados por ISIS

193926.p

Mosul, 27 de diciembre de 2014

Los ultrajes de los radicales islamistas en los territorios de Irak y Siria no sólo han privado a los cristianos que viven bajo el yugo de los takfiristas, del gozo de la Navidad, sino que también han alarmado a las regiones vecinas que por el momento están libres de los terroristas, informa Linga con referencia a las agencias de noticias.

Según testigos presenciales, en los territorios ocupados por el “Estado Islámico” la simple pronunciación de la palabra “Navidad” es igualado a la predicación pública del cristianismo y castigado con la muerte.

Según Suleiman Yusuf, un activista internacional de derechos humanos, ahora incluso una sugerencia indirecta a la fiesta de Navidad que reina en los hogares de las familias cristianas del Valle de Nínive, es peligrosa. Así, la actividad inusual de los días de Navidad podría atraer la atención de los espías takfiristas que toman la ley por su mano y se ocupan cruelmente de los “perturbadores del orden público”.

“Ni que decir tiene que cientos de iglesias iraquíes no han sido decoradas y adornadas para la fiesta de Navidad: hoy la lluvia cae a cántaros sobre las ruinas de las iglesias centenarias o incluso sobre los desérticos y desacralizados altares”, dijo.

El padre Maysar Bahnam, rector de la iglesia católica de San Jorge de Bagdad, en su entrevista disipó el mito de la seguridad de los cristianos en la capital iraquí, que no está bajo el control de los militares: “Alrededor de 400 personas están presentes en mis servicios, pero no podemos realizar una procesión de la cruz u organizar nada festivo fuera de la iglesia, pues ahora es absolutamente peligroso”.

Los días de Navidad, sin regocijo para 250.000 cristianos del valle de Nínive, se han convertido en un periodo agitado para los creyentes del Líbano. Según el obispo libanés Michel Qassarji, según un promedio, una comunidad libanesa ha albergado alrededor de 1800 refugiados desde el inicio del conflicto iraquí; 25 nuevas familias vienen a las iglesias cada semana pidiendo ayuda. “Todo esto es muy difícil. Pero como iglesia, estamos haciendo lo mejor para encontrar las ayudas para estas personas desafortunadas, especialmente en temas de alimentación y educación”, aseguró el jerarca a los periodistas.

 

Fuente: 

 

Traducido por psaltir Nektario B.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s