Sucesos

La 10ª misión de Navidad de la Asociación Solidaridad Kosovo

timthumb.php (1)

 

“Era temprano en Grenoble cuando se ha dio el pistoletazo de salida de la misión de navidad de 2014. El equipo de ocho voluntarios venidos de todos los puntos del hexágono (Francia), había puesto rumbo a Kosovo-Metohija. Distribuían tanto víveres como esperanza a un gran número de familias cristianas, y esa es la promesa de esta nueva misión de Navidad que se desarrollaba hasta el día 3 de enero del 2015.”

Partiendo esa mañana, con la “fresca”, el equipo de Solidaridad Kosovo se puso en marcha para el envío de ayuda humanitaria que se esperaba en Kosovo por décimo invierno consecutivo. Al tiempo que el equipo francés se lanzaba a las carreteras de Europa durante un periplo de 2000 kilómetro, en Gracanica, los permanentes humanitarios, Milovan y Padre Serdjan, recibían los 30 metros cúbicos de regalos y ayuda transportados desde Francia. En efecto, algunos días antes, en el momento de las últimas compras de Navidad, todo el material humanitario recogido estos últimos meses en los almacenes de Solidaridad Kosovo, era acondicionado, paletizado y cargado en un camión a fin de transportarlo para Kosovo. Esta solución logística, obrada por tercer año consecutivo, asegura una ganancia de tiempo y eficacia considerable, evitando al equipo ser inmovilizado en los puestos fronterizos y mediante numerosas horas de pérdida de tiempo. Hay que decir que no hay tiempo que perder para los voluntarios que disponen de apenas 7 días para entregar las diez toneladas de material recogido. Y a este primer desafío en la distribución se añade un segundo: equipar cincuenta viviendas con una estufa de leña.

Por primera vez desde hace diez años y como complemento a sus distribuciones humanitarias, Solidaridad Kosovo a elegido intervenir de forma que se mejore la salubridad de los habitantes cristianos. Fue el Padre Serdjan quien dio la voz de alarma cuando se preparaba la misión de Navidad: “Numerosos hogares cristianos no disponen de calefacción y son presa de los rigurosos inviernos que paralizan Kosovo”. Son justamente estas familia vulnerables, seleccionadas por la Iglesia, las que han recibido estos días la visita de los voluntarios de Solidaridad Kosovo. Cincuenta estufas de leña han sido instaladas en los lugares más necesitados. Este equipamiento de calefacción elemental ha sido comprado in situ en comercios serbios y permitirá a 50 familias cristianas celebrar su primera Navidad resguardadas del frío.

En la víspera de su llegada a los Balcanes, el equipo de voluntarios de Solidaridad Kosovo dirigió sus afectuosos saludos y gracias a la generosidad que mostraron, permitirá colmar los hogares cristianos de Kosovo-Metohija.

 

Fuente: 

 

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s