ortodoxia en Rumanía

Proclamación del solemne año de la Parroquia y la Misión Monástica en el Patriarcado de Rumanía


ROB_2226 ROB_2265

 

 

El primer día del año, Su Beatitud Daniel, Patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Rumanía, proclamó oficialmente el año 2015 como Solemne año de la Parroquia y de la misión monástica y como año conmemorativo de San Juan Crisóstomo y de los grandes pastores de almas en las eparquías del Patriarcado Rumano.

Tras cantar el tropario de San Juan Crisóstomo, Su Gracia Barlaam Ploiesteanul, obispo auxiliar del Patriarca, leyó el documento de la proclamación oficial.

El Patriarca de Rumanía expuso un sermón en el que mostraba que puesto que este año es el 130 aniversario desde el reconocimiento de la autocefalía de la Iglesia Ortodoxa Rumana y el 90 aniversario de la elevación de la Iglesia Ortodoxa Rumana al rango de Patriarcado, la misión pastoral debe ser intensificada.

Según explicó Su Beatitud, la parroquia es la gran familia espiritual de las familias conyugales: “Desde un punto de vista espiritual, la parroquia es la comunidad en la que los que son salvados por el Bautismo, la Unción y la Eucaristía, se han convertido en cristianos ortodoxos. En la parroquia aprendemos, como en una familia, a rezar juntos, a disfrutar juntos, a tener compasión de los que han pasado por el sufrimiento y el dolor causado por la pérdida de sus seres queridos. La parroquia es la gran familia espiritual de las familias conyugales. La relación entre las generaciones se cultiva en la parroquia por el oficio recordatorio a los difuntos. Los fieles de la parroquia cultivan un profundo entendimiento del sentido sagrado de la vida y la muerte por medio de la experiencia de la Liturgia Eucarística, y de la vida espiritual. Las parroquias ortodoxas rumanas enseñaron a muchos jóvenes a amar los valores espirituales, morales y culturales de la Ortodoxia y de la cultura rumana.

Su Beatitud también mostró el trabajo misionero del monasticismo rumano: “La primera labor misionera del monasticismo es la oración.

A pesar de todas las dificultades del pasado y del presente, los monasterios son lugares brillantes y fuentes de poder espiritual para la misión de la Iglesia en la sociedad, a causa de la experiencia espiritual acumulada, mencionada especialmente en las páginas del Patericón y la Filocalía, y guardadas vivas en las comunidades basadas en su obediencia, la asunción de la pobreza personal y la pureza física y espiritual.

Uno de los grandes pastores de almas es San Juan Crisóstomo. Al mismo tiempo, nuestra Iglesia celebrará este año de forma especial a los santos rumanos que se distinguieron por su hermosa actividad pastoral, cuyas vidas son modelo para los fieles de hoy en día”.

Durante las sesiones de trabajo del 29 de octubre de 2013 y 29 de octubre de 2014, el santo sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rumana aprobó que el año 2015 sería declarado año solemne de la misión en la parroquia y el monasterio, así como el año conmemorativo de San Juan Crisóstomo y de los grandes pastores de almas en las eparquías rumanas.

 

Fuente: 

 

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s