actualidad

Obispo ucraniano pide a su rebaño que no entregue a sus hijos a los satánicos

196384.p

A medida que continúa la brutal y satánica agresión de la OTAN contra el pueblo ucraniano, el heroico obispo Longin (Zhara), de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, ha pedido al pueblo que no entregue a sus hijos como carne de cañón a la junta oligarca de Kiev. Longin es famoso por ser el fundador del Monasterio de Bachensk, donde se atiende a cientos de huérfanos, 200 de los cuales han sido adoptados personalmente por este enérgico obispo. Ha dicho:

“Sólo pido una cosa: reunir y no entregar a vuestros hijos a la muerte. Nuestra fe ortodoxa no nos permite que nos matemos unos a otros. Por el bien de los intereses políticos, por el bien de los que defienden sus cargos públicos, quieren matar a nuestro pueblo que vive en paz con fe en Dios. Mis queridos hermanos, no tenemos derecho a disparar ni a matar a nadie. Dios da la vida y Dios la quita. Los gobernantes de Ucrania han dicho: ‘La fe ortodoxa es el gran enemigo de Ucrania’. Esto es lo que los extranjeros les ordenan decir y en su ceguera, estos extranjeros no pueden reconciliarse con la verdad.

¿Cómo podemos coger un arma y disparar a la imagen de Dios? Al igual que nosotros, esta imagen de Dios también tiene una madre, una mujer, hijos. ¿Por qué nos están forzando a luchar contra nuestra voluntad?… Ya hay miles y cientos de miles de muertos, pero sólo hablan de cientos. No doy ni daré mi bendición para ir a la guerra. Os llamo a todos a la paz. Alrededor de 10.000 soldados han muerto y sus madres no saben incluso que están muertos. No soy político; esto es muy doloroso para mí, porque no es una guerra contra un enemigo, es una guerra entre los nuestros.

…Los Estados Unidos quieren ver a los ortodoxos matándose entre sí, disparándose, mientras ellos comen, beben y son felices, regocijándose por el derramamiento de sangre en nuestra santa tierra… Europa, de la cual los santos padres dijeron: “No adoréis a la bestia”… Ahora está de pie a un lado y se regocija en nuestra sangre ortodoxa derramada.

Todos sentimos que estamos al borde de una tercera guerra mundial. Por eso os pido: “¡Arrepentíos! ¡Y no entreguéis a vuestros hijos a la muerte!

En la Divina Liturgia nunca conmemoraré a los líderes malditos de nuestro estado, esos incrédulos que no tienen temor de Dios, que se sientan en sus asientos, señalando y ordenando: ¡Matad!. Sólo rezo por una cosa: Tú que todo lo puedes, oh Señor, ilumínalos para que se sientan abrumados por la oscuridad y llenos de veneno. Ellos sólo necesitan el derramamiento de sangre que les satisface. ¡Satánicos! ¡Son siervos de Satán! Si no se detienen, entonces Dios los detendrá y habrá una gran tristeza!

Fuente:

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s