actualidad

Carta de la Santa Comunidad del Monte Athos al Patriarca Bartolomé

carta del monte athos al patriarca bartolomé

Carta de la Santa Comunidad del Monte Athos al Patriarca Bartolomé sobre el tema de la visita del papa de Roma a Constantinopla en noviembre de 2014

 

La santa comunidad del Monte Athos, ha dirigido una carta al patriarca de Constantinopla Bartolomé, concerniente a la visita del papa de Roma a Constantinopla en noviembre de 2014. Aunque fue enviada en el mes de diciembre, solamente ha sido publicada ahora.

“Santo Padre,

Nos dirigimos a su Toda Santidad con profundo respeto en el Señor, sometiendo nuestras civilidades filiales y nuestros humildes votos con ocasión del umbral del año nuevo de la bondad del Señor, conmemorando días y noches vuestro venerable nombre en nuestras humildes oraciones.

Habiendo sido hechos dignos de habernos instalado en el santo Jardín de Nuestra Señora la Theotokos, celebrando los oficios sagrados o leyendo los escritos de los padres teóforos, veneramos entre los santos al santo hieromártir Cosme el Protos (1), y a los que estaban con él, pues por su confesión y su sangre “mantuvieron la Iglesia inmaculada y limpia de la ilusión del error”, “no queriendo comulgar con los latinos y entregándose a ellos” (tropario de la 3ª oda y contaquio). Así, con San Nicodemo el Aghiorita, glorificamos a San Marcos de Éfeso Eugénikos, pues, “se mostró inflexible ante os ataques de los adversarios de la fe divina, los falsificadores latinos que la alteraron”, y leemos en otro lugar, en San Silouan el Athonita: “Regocijémonos, oh cristianos ortodoxos, pues el Señor nos ha dado la vida en el Espíritu…. Sólo creo en la Iglesia Ortodoxa, pues en ella se encuentra el gozo de la salvación, que se adquiere por la humildad en Cristo”.

Educados en esta tradición espiritual y meditando en las luchas de los padres de antaño y de épocas recientes por nuestra santa fe sin innovación, nos es difícil comprender lo que ha sucedido en los días de fiesta de la memoria del santo apóstol Andrés el Primer llamado. En efecto, en el instante santísimo de la santa Anáfora, nuestro patriarca, saliendo del santuario, dio el beso litúrgico al papa de Roma, que se había revestido con el omoforio y que a continuación pronunció la oración del Señor.

Habiendo oído la inquietud de los padres y hermanos que viven en ascesis en la Santa Montaña, expresamos la perplejidad que nos asombra, pues los hechos mencionados hieren el sentimiento dogmático y litúrgico, provocando además la confusión en las conciencias de los cristianos del mundo entero. Repetidos nuevamente, estos hechos dan la sensación de que no sirven de nada, si no es para provocar el escándalo, teniendo en cuenta la detención del diálogo teológico que comenzó hace decenios, de modo que la visión de la unidad en la verdad y en una sola fe parece ser una realidad inaccesible. Y ahora es cuando numerosos católicos-romanos, decepcionados por la secularización de la Iglesia occidental, impregnada de doctrinas heréticas del papismo, buscan una salida en la Iglesia Ortodoxa.

Su Toda Santidad, en tanto que santa comunidad, hemos considerado un deber filial haceros partícipe de nuestra inquietud, ya que aspiramos a que permanezca inquebrantable la unidad eclesiástica de los ortodoxos de todo el mundo y de nuestro cuerpo athonita, pues no ocultamos que estamos afligidos e inquietos con la idea de revivir eventualmente los hechos que tuvieron lugar aquí hace cincuenta años (2). No deseamos tener que recordarlos, naturalmente, pues aún soportamos sus dolorosas consecuencias, como se os informó por nuestra carta de la santa comunidad nº F2/7/1679/18.7/2014.

Conscientes de la pesada carga que lleváis, os sometemos esto con pena y dolor de corazón, pidiendo filialmente que os preocupéis paternalmente e apaciguar las conciencias de nuestros hermanos “por los que Cristo murió”, pidiendo vuestras oraciones patriarcales y reverenciando profundamente vuestra preciosa rectitud”.

Todos los representantes y delegados de los veinte monasterios de la Santa Montaña del Athos, en sinaxis común”.

 

Notas

 

  1. Habiendo rechazado la Unión de Lyon (1274), fue martirizado por el emperador Miguel VIII Paleólogo.

 

  1. Es decir, la interrupción de la conmemoración del Patriarca de Constantinopla en la mayor parte de los monasterios athonitas.

 

 

Fuente:

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s