Iglesia rusa

El jefe del Archivo Histórico el estado ruso sugiere exhumar los restos de la familia del zar para examinarlos de nuevo

Los Romanov

 

 

Moscú, 18 de marzo.

“Se deben eliminar todas las dudas sobre la autenticidad de las reliquias de la familia del Emperador Nicolás II”, según cree el director del Archivo Histórico del Estado Ruso, Sergey Mironenko.

“Tenemos que escuchar a los representantes de la iglesia y exhumar las reliquias enterradas en la Catedral de los Santos Pedro y Pablo, y hacerlo en presencia de representantes de la iglesia, y a continuación, deberían ser selladas con sellos eclesiásticos, y la Iglesia debe decir en qué experto quiere confiar”, dijo Mironenko en el programa en directo “La Eternidad y el Tiempo”, del canal de televisión “Spas”.

En cuanto a las reliquias descubiertas de los hijos de Nicolás II, Alexei y María, el director del archivo dice que “está categóricamente contra de enterrar las reliquias sin la participación de la Iglesia Ortodoxa Rusa”.

También prometió publicar en internet todo el material referente al caso sobre al descubrimiento de las reliquias del zar. “El Archivo Histórico del estado ruso tiene su propia web y allí se publicarán todos los documentos descubiertos durante la investigación”, dijo Mironenko.

El jefe del Departamento Sinodal para las relaciones entre la Iglesia y la sociedad, el arcipreste Vsevolod Chaplin, en el programa en directo, dijo que las reliquias de la familia del zar, de la catedral de los Santos Pedro y Pablo, están cubiertas con placas que se pueden quitar fácilmente, aunque “siempre es malo perturbar los restos”. Según él, su entierro fue forzado.

“Recuerdo anteriormente la presión del señor Nemtsov y su oficina, pero no queremos decir nada malo sobre esta persona recientemente fallecida”, dijo el sacerdote.

La Casa Romanov admite la posibilidad de exhumar los restos de la familia del zar para detener las discusiones sobre su autenticidad.

“Si el estado lo considera necesario, la Casa Imperial Rusa no se opondrá a nuestras investigaciones sobre la cuestión”, dijo el abogado de la Casa, German Lukianov, a Interfax el miércoles.

Una tumba con nueve cuerpos fue encontrada en el camino Staraya Koptyakovskaya, cerca de Ekaterimburgo, en julio de 1991. Los restos fueron identificados como los del Emperador Nicolás II, su mujer de 46 años, Alexandra Fyodorovna, sus hijas Olga, de 22 años, Tatiana, de 21, y Anastasía, de 17, y sus sirvientes, Yevgeny Botkin, de 53 años, Anna Demidova, de 40, Aloizy Trupp, de 62 e Ivan Kharitonov, de 48.

Los restos de dos personas más fueron descubiertos durante los trabajos arqueológicos realizados a 70 kilómetros al sur de la primera tumba, el 26 de julio de 2007. Los restos aún no han sido enterrados, pero numerosos análisis expertos indican que los restos serían casi con toda probabilidad los del príncipe heredero Alexei y su hermana María.

El Comité de Investigación dijo en enero de 2011 que había completado una investigación sobre la muerte de Nicolás II, su familia y su entorno y cerró el caso criminal.

La Iglesia Ortodoxa Rusa aún no ha reconocido los restos enterrados en la catedral de los santos Pedro y Pablo como los de Nicolás II y los miembros de su familia y entorno, alegando que no estaban totalmente convencidos de las pruebas que se habían presentado sobre su autenticidad.

 

Fuente: 

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s