Violencia contra Cristianos

Los ortodoxos de Pakistán piden a su gobierno que asegure la libertad religiosa

los ortodoxos de pakistan

 

El domingo 15 de marzo de 2015, varios camicaces atacaron dos iglesias en Pakistán, una católica romana y otra protestante. A raíz de este ataque, que se produjo durante el transcurso de los oficios, 17 personas fueron asesinadas y otras 98 fueron heridas. Esta tragedia ha hecho temblar a toda la comunidad cristiana de Lahore. Los fieles ortodoxos de la parroquia de San Sergio de Radonezh de Sargodha, bajo la dirección del representante de la misión San Miguel Arcángel (Iglesia Ortodoxa Rusa fuera de Rusia), el padre Joseph Farouk, participaron en una manifestación de protesta. Los ortodoxos de Pakistán protestaron contra un crimen bárbaro contra los cristianos de Pakistán, sin ser culpables de nada, y que han muerto como mártires. “El domingo 15 de marzo de 2015, celebramos la Santa Liturgia en la Iglesia de San Sergio de Radonezh, en la ciudad de Sargodha. Después de esta, cogí mi teléfono móvil y recibí la noticia del ataque de los terroristas contra estas dos iglesias de Lahore”, cuenta el padre Joseph. Por la tarde, este partió hacia Lahora a visitar las iglesias atacadas. A continuación, visitó a los familiares de los que habían sido asesinados y heridos, a fin de consolarlos. Por todo lugar había dolor y sufrimiento. A continuación, el padre Joseph visitó el hospital principal de Lahore, en el que se encontraban numerosos heridos. Más tarde, celebró un oficio de intercesión por estos últimos. El padre Joseph se dirigió al gobierno de Pakistán para pedir que refuerce la seguridad y la libertad religiosa de las comunidades cristianas de Pakistán, lo que permitiría a los cristianos sentirse ciudadanos como parte de este país. “El país, en el que vivimos, está lleno de conflictos. Este país, históricamente, está lleno de rebeldes islámicos, sirve de base trasera para el tráfico de drogas, de refugio para los que huyen de Afganistán, y está caracterizado por una pobreza extrema de la población, la ausencia de toda norma social en la sociedad, la completa violación de los derechos humanos, la explotación religiosa y étnica con todas las formas posibles de violencia contra la persona y la libertad. En el pasado, los rebeldes y sus actos ilegales eran castigados. Los rebeldes vivían libremente en la sociedad, y las tendencias radicales se concentraron en la ya mencionada “guerra contra los infieles”. Finalmente, Pakistán se ha convertido en el país que tenemos en este momento”, declaró el sacerdote. “La Iglesia Ortodoxa Rusa, a la cual pertenecemos, nos enseña la coexistencia pacífica con todos, independientemente de la pertenencia nacional y religiosa. La sola presencia de la Iglesia Ortodoxa Rusa en Pakistán se ha convertido en una fuente de justicia, de equidad, de paz y de tolerancia para los otros estamentos de la sociedad”, declaró el padre Joseph.

 

Fuente: 

Traducido por psaltir Nektario B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s