actualidad

Fallecimiento del monje Espiridón, cantor renombrado de la skete athonita de la “Pequeña” Santa Ana

monje espiridón

El día de la memoria de los misioneros tesalonicenses iguales a los apóstoles, Cirilo y Metodio, la ciudad de Tesalónica ha dado su adiós al geronta Espiridón, de la skete de la “Pequeña” Santa Ana. El padre Espiridón nació en 1951 en Tesalónica, de padres originarios de Asia Menor, y fue llamado en el nombre Georges Rakhodis. En esta misma ciudad hizo sus estudios secundarios. A continuación estudió en la escuela “Athoniada”, en el Monte Años, de 1968 a 1969. En 1970, se convirtió en monje en la comunidad del geronta Gerasimos el himnógrafo, en la skete de la Pequeña Santa Ana, en la celda de la “Dormición de la Theotokos”. Aprendió la ascesis cerca del geronta Gerasimos, himnógrafo de la Iglesia de Cristo (Patriarcado de Constantinopla), así como del geronta Dionisio, su padre espiritual, y del geronta Mitrofán. Después de su aprendizaje, el monje Espiridón se convirtió en geronta de la skete en 1998. El actual metropolita de África central, Nicéforo, formaba parte de la misma comunidad, llamada de los “Gerasimitas”. Esta se caracterizaba particularmente por el espíritu de una calurosa hospitalidad con todos los visitantes. Esta tradición se observaba e incluso fue acrecentaba por el difunto padre Espiridón. Cabe añadir que muchos obispos estaban estrechamente ligados a la comunidad, entre los cuales se encuentran el metropolita Pantaleimon de Veria, el metropolita Georges de Kitros, el metropolita David de Grevena, y el arzobispo Demetrio de Lida. Gracias al don de una bella voz, y también a sus estudios musicales, se convirtió en uno de los más célebres cantores de la vida monástica contemporánea. Hizo prueba de sus dotes musicales durante las fiestas patronales athonitas, en los monasterios, sketes y celdas. Habiendo aprendido cerca de grandes nombres del arte musical athonita, enseñó a continuación a los padres más jóvenes, convirtiéndose en el puente que unía de forma espléndida la antigua tradición con el presente y el futuro. El padre Espiridón terminó su vida terrenal tras una lucha de muchos años contra el cáncer, que le hizo sufrir particularmente, pero la afrontó valientemente, dando así ejemplo a los que se encontraban cerca de él.

 

Fuente:  

Traducido por psaltir Nektario B.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s